23 diciembre 2009

"Quizá tan sólo haga falta
la colaboración de una persona
para que la solidaridad
se abra camino en el mundo"


 Otaño (izquierda), junto con Fombellida y De Miguel, el sábado. (NG)
Fuente de la imagen: Noticias de Gipuzkoa

Muere el sidrero Jokin Otaño tras desvanecerse en un evento benéfico. El productor de Petritegi participaba el sábado en el maratón solidario de Donostia. Persona "muy comprometida" con el sector de la sidra, falleció ayer tras pasar varios días ingresado en el hospital

Donostia. Quienes lo conocieron en vida afirman sobre él que era una persona "comprometida" y "bondadosa", entre otras cualidades. Muestra de ello, su participación el pasado sábado en el Maratón Solidario de Donostia, junto con miembros de la Asociación Chernóbil, para conseguir fondos que financiaran proyectos de cooperación en el país del Este. Fue precisamente allí, mientras pedaleaba para ayudar a los niños de Chernóbil, cuando el sidrero de Astigarraga, Jokin Otaño se desvaneció repentinamente. Tras varios días de lucha por su vida, falleció ayer por la mañana en el hospital.

El sector de la sidra se vistió de luto tras conocer la noticia, ya que Otaño, quien dirigía la sidrería Petritegi, también era vicepresidente de la Asociación de la Sidra Natural que agrupa a la mayoría de los productores guipuzcoanos. Con 39 años, estaba casado y tenía dos hijos.

La fatalidad le sobrevino el sábado. Animado por los miembros de la Asociación Chernóbil, se había comprometido a participar en el Maratón Solidario organizado por el Ayuntamiento de Donostia. La prueba consistía en pedalear -a relevos- 24 horas ininterrumpidas en las bicicletas colocadas junto al Consistorio y que generan energía para encender el árbol de Navidad instalado en el lugar. El equipo lo formaban doce personas; Otaño, junto con la cocinera Tatus Fombellida y Jesús de Miguel, formaba parte del grupo que debía completar las tres horas iniciales, a partir de las 12.00 horas.

Fue pasadas las 14.30 horas cuando el sidrero, de complexión fuerte y atlética, sufrió una indisposición repentina. Tras ser atendido por los servicios sanitarios de Policlínica, permaneció ingresado hasta su fallecimiento ayer por la mañana. Según informaron a este periódico desde la Asociación Chernóbil, todo indica que el ataque se debió a un episodio de "muerte súbita". El Ayuntamiento suspendió el evento.

"No era una competición, sino una forma de beneficiar a los niños de Chernóbil", explicó ayer Jesús de Miguel, compañero de equipo de Otaño. El objetivo era completar la mayor cantidad de kilómetros posible en 24 horas y luchar así por los 3.000 euros del premio, para destinarlos a un proyecto solidario. "Cada diez minutos nos relevábamos", detalló De Miguel, conmocionado por la muerte: "Se ha muerto haciendo lo que le hacía feliz; sobre la bicicleta y ayudando a la gente".

Por el sector Según completó este miembro de la agrupación solidaria, se trataba de una persona "deportista" y de complexión "fuerte": "Un tiarrón". No en vano, había realizado el Camino de Santiago e incluso la clásica cicloturista Quebrantahuesos, tal era su afición al ciclismo.

Cuando le pidieron que prestara sus piernas para colaborar con la Asociación Chernóbil, "no dudó ni un minuto". "Le gustaba ayudar en lo que podía a todo el mundo. Era un hombre bondadoso", recordó.

Sin embargo, la faceta más conocida de Jokin Otaño era la de productor sidrero. Había aprendido de la tradición familiar y dirigía la sidrería Petritegi de Astigarraga. También era vicepresidente de la Asociación de la Sidra Natural. Su presidenta, Arantza Eguzkiza, definió a Otaño como "inteligente, comprometido, trabajador y de gran corazón". "Apostaba por la unión y el entendimiento para conseguir un sector fuerte. Estaba muy comprometido y siempre conseguía el equilibrio entre la defensa de su casa y del sector", relató.

Según detalló Eguzkiza, muy emocionada, Otaño trabajaba entre las kupelas "desde los 14 años". "Tenía proyección y, como productor, era muy bueno". "Estamos emocionados y sentimos mucho dolor. Si para nosotros ha sido una gran pérdida, imagínate para la familia...". El funeral se celebrará esta tarde, a las 19.00 horas, en la iglesia la Asunción de Astigarraga.

Joseba Imaz

Desde la Asociación Chernobil Elkartea, damos nuestro más sentido pésame a la familia y a los amigos y nuestro agradecimiento, y el de nuestras familias y nuestros niños y niñas, por su compromiso y su gesto humanitario, en favor de la Acogida de los niños de Chernobil.







La última pedalada de Jokin Otaño
El sidrero falleció tras sufrir un infarto en una actividad solidaria en Donostia
El sector sidrero guipuzcoano está de luto por la muerte de Jokin Otaño. El productor de la sidrería Petritegi de Astigarraga y vicepresidente de la Asociación de la Sidra Natural sufrió un infarto el pasado sábado mientras participaba en el maratón solidario promovido por el Ayuntamiento de Donostia. Desde entonces estuvo ingresado en el hospital Donostia, donde finalmente falleció. Multitud de amigos y familiares se reunieron ayer en la iglesia parroquial Asunción de Nuestra Señora de Astigarraga para darle el último adiós.
Sus amigos, aún sobrecogidos por la noticia, destacan de Jokin «lo buena persona que era» y lo «comprometido» que estaba con su familia, amigos, y el sector sidrero. Como muestra de su «solidaridad», Jokin no tardó «ni un segundo» en aceptar la invitación de su amigo Jesús para participar en el maratón solidario de Alderdi Eder. En la prueba, varios equipos formados por entre 6 y 12 personas pedalean, a relevos, durante 24 horas ininterrumpidas en las bicicletas situadas en el Ayuntamiento de San Sebastián que generan energía para iluminar el árbol de Navidad.
Jokin, «un chaval fuerte», formaba equipo con la cocinera Tatus Fombedilla, su amigo Jesús de Miguel -miembro de la Asociación Chernóbil-, y otras nueve personas. Sus pedaladas iban destinadas a conseguir los 3.000 euros para financiar diferentes proyectos solidarios en la ciudad ucraniana. Desgraciadamente, fueron sus últimas pedaladas. Pasadas las 14.30 horas, cuando sólo les quedaban treinta minutos para ser relevados por otros integrantes del equipo, Jokin sufrió un ataque al corazón, que a la postre resultaría fatal. El maratón solidario se suspendió. Tras recibir los primeros auxilios, se le practicó una angioplastia de rescate en la Policlínica Gipuzkoa. Después, fue trasladado al hospital Donostia, donde falleció el martes. Tenía 39 años, estaba casado y con dos hijos.
Aunque aún es pronto para pensar en homenajes, Jesús ya baraja, entre otras cosas, la idea de crear una fundación que lleve el nombre de su amigo. Arantza Eguzkiza, presidenta de la Asociación de la Sidra Natural, de la que Jokin era vicepresidente, también quiso destacar la «solidaridad» y el «compromiso» que caracterizaban a Otaño. «Ha sido una gran pérdida. Era una muy buena persona y muy comprometida con nuestro sector. Miraba por todos, no sólo por él», recordó Arantza con la voz entrecortada. De familia de sidreros, Jokin llevaba trabajando entre las kupelas «desde que tenía catorce años». Ahora estaba al frente de la sidrería Petritegi de Astigarraga.
Diario Vasco
Lara Ochoa



Niños de Chernobil, teléfono de acogida: 670 419 078

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Acompañando al dolor de la familia y amigos; ¡Eskerrik asko, Jokin!Personas como tu, son las que hacen posible "la esperanza en un mundo mejor".
Adiós, hasta siempre.
Luis Arana

Anónimo dijo...

Nuestro más sentido pésame a la familia y amigos de Jokin de parte de una familia de la Asociación Chernobil.
Ana y Jon

Anónimo dijo...

Nuestro más sentido pésame a la familia y amigos, que sus hechos no queden en el vacio.

Anónimo dijo...

Como persona sensibilizada con el tema de ayudar a las y los menores de Chernóbil, no puedo menos que sentir una gran tristeza, ante la pérdida de la vida de una persona colaborando para tal fin. Mi más sentido pésame a la familia y amigos de Jokin Otaño.
Aurora

Anónimo dijo...

Hoy es Navidad y tu ausencia,Jokin,va a estar en el corazón de todos los que compartimos tu mismo ideal.
Un fuerte abrazo a la famila.
María Jesús

Los comentarios tardarán un tiempo en aparecer.
Gracias por participar.