04 noviembre 2009

Periódico Bilbao:
Campaña de captación de Familias


Fuente de la imagen: Periódico Bilbao. (Bilbao.net )
Isabel Díez
Chernobil Elkartea
Familias sin fronteras 

“CUANDO llegamos a Ucrania por primera vez no nos imaginamos ni una parte de lo que realmente encontramos. No sólo está la cuestión del desastre nuclear de Chernobil, sino también la problemática social de la mayor parte de la población que vive con muy pocos recursos”, apunta Marian Izagirre, presidenta de la Asociación Chernobil Elkartea. Desde 1995 trabajan con el fin de traer niños que residen en los límites de la zona contaminada.
“Ésta es una experiencia que nos cambia la vida –explica emocionada–, de no saber muy bien ubicar Ucrania en el mapa hemos pasado a tener una parte de nuestro corazón allí”.
Marian y su pareja llevan diez veranos acogiendo en su hogar a tres hermanos ucranianos. Además, desde abril de este año han adoptado a dos niños de la misma nacionalidad. “Cuando fuimos a gestionar los trámites para la adopción nos alojamos en casa de los tres hermanos que traemos en verano. La relación que se establece entre los niños, sus familias y nosotros es muy estrecha, va más allá de los dos meses que pasamos juntos”. 
A María Jesús Hernández se le entrecorta la voz cuando recuerda a “sus hijas”. Ella es otra de las madres de acogida de la asociación y desde que entró a formar parte de la misma, por su casa han pasado cuatro niñas, “la mayor de ellas vino por última vez en 2008 porque ya ha cumplido 18 años. Aún así, sigo manteniendo contacto con ella porque para mí es como tener una hija a distancia. Al final es inevitable preocuparse de cómo estará. Además, intentamos inculcarles unos valores, para que logren una vida mejor en su país”.

Entornos diferentes, la misma realidad 
Desde Chernobil Elkartea colaboran con dos asociaciones ucranianas que les ponen en contacto con familias locales que tienen posibilidades para que sus menores vengan a Euskadi. Una de las entidades trabaja en el extrarradio de Kiev, la capital del país, la otra centra su actividad en las familias más cercanas a la zona
del desastre nuclear. “La zona de la capital está muy degradada y por lo general el entorno familiar es más duro. A simple vista parece que el ámbito rural es más idílico porque la contaminación no se ve, pero está ahí –apunta María Jesús–. La zona de exclusión, es decir, la establecida por el Gobierno en la que nadie puede vivir, ocupa un diámetro de 30 kilómetros.
Nosotros conocemos casos de menores que viven sólo a 600 metros de la valla que separa la zona prohibida”.
Hace escasos dos meses que han vuelto a Ucrania los 333 menores que han veraneado en Euskadi y desde la asociación ya se han puesto en marcha para preparar la campaña de 2010, que contará con la ayuda recogida en el convenio de colaboración que el pasado mes el Ayuntamiento de Bilbao ha firmado con varias asociaciones de familias de acogida de niños del Este. Mediante dicho convenio se van a destinar 7.500 euros a la financiación de los programas que desarrollan. “De los 180 menores que hemos visitado este año en Ucrania, 150 cumplen los requisitos para venir el verano de 2010. Ahora sólo hace falta encontrarles una familia, para lo que vamos a organizar reuniones informativas en noviembre y diciembre. Hay quien se queja de que no tiene tiempo suficiente para dedicarles, que cuesta mucho mantenerles... Pero en el fondo todas estas cuestiones son salvables. Desde la asociación ofrecemos facilidades para los pagos y sabemos que quien repite se olvida de esos aspectos y únicamente piensa en el niño o niña al que le está ofreciendo la oportunidad de salir de la única realidad que conoce”.
Tlf. 670.419.078
www. chernobil. org
Fuente:PeriódicoBilbao


Niños de Chernobil, teléfono de acogida: 670 419 078

No hay comentarios:

Los comentarios tardarán un tiempo en aparecer.
Gracias por participar.