13 octubre 2009

El logo de la Asociación



Logo de la Asociación Chernobil Elkartea

El logo de la Asociación

El logo trata de comunicar un sencillo mensaje: lo que El País Vasco tiene y que gracias a las Familias de Acogida, puede compartir con los niños y niñas de Chernobil. Si miramos con atención:¿Qué vemos en la imagen? Los montes verdes, un sol amaneciente y las aguas del Cantábrico, movidas por el viento.Y dos figuras que representan un niño y una niña, hechas con trazo infantil.Vemos un símbolo de las tierras vascas, de nuestra Madre Tierra. "En el principio era Amalur (la Madre Tierra) y Amalur era Mari (la Gran Diosa Madre) y Mari era todas las cosas"(pág.85).
¿Es difícil de creer, verdad? ¿Y no es más difícil de creer, que unas madres dejen a sus hijos a unos desconocidos que los alejan de ellas, a cuatro mil kilómetros de distancia? ¿Y no es aún mas difícil de creer, que haya familias que acogen a esos niños, los cuidan, los alimentan y les proporcionan salud? Lo que representan los símbolos es difícil de creer, pero lo que hacen algunos seres humanos, entre los que están las familias de acogida, es aún más increíble.
¿Por qué lo hacemos? Quizás estamos devolviendo el favor que nos hace la Madre Tierra, por acogernos a nosotros.
Y que a todas estas Familias de Acogida, que la flor del sol, Eguzkilore, proteja sus hogares, en donde recibirán a los niños.

Un saludo

Una antigua familia dijo...
Hola a todos,
Sigo desde hace semanas este blog y hoy he visto el artículo sobre Amalur, y me ha traído bonitos recuerdos.
Hace ya un par de años la niña (que ya no lo es) que había acogido durante varios años terminó sus programas con la Asociación Chernobil. Ese día desde la asociación le regalaron un colgante con el mapa de Euskadi (para llevar cerca de su corazón) y un texto muy bonito sobre Amalur. Hoy he recordado aquel que fue un emotivo momento para ella y para nosotros, la que había sido su familia durante varios veranos.
Gracias por ayudarme a recordar.
No estaría mal que adjuntarais el texto para que todos podamos disfrutar de él.



[El siguiente texto es el que se entregó a los menores de último año. La leyenda completa, se lee pinchando en la flor de abajo]
«Hace miles y miles de años, cuando los hombres empezaban a poblar la tierra, no existían ni el sol ni la luna y los hombres vivían en constante oscuridad, asustados por los numerosos genios que salían de las entrañas de la tierra en forma de toros de fuego, caballos voladores, enormes dragones...
Los hombres, desesperados, decidieron pedir ayuda a la Tierra.
-Amalur (madre Tierra) -le rogaron- te pedimos que nos protejas de los peligros que nos acechan constantemente...
La tierra estaba muy atareada y no hizo caso a los hombres, pero estos tanto y tanto insistieron que al final les atendió:
-Hijos míos, me pedís que os ayude y eso voy a hacer. Crearé un ser luminoso al que llamaréis Luna.
 Y la Tierra creó la Luna.
Al comienzo, los hombres se asustaron mucho y permanecieron en sus cuevas sin atreverse a salir, pero, poco a poco, fueron acostumbrándose.
Al igual que los hombres, los genios y las brujas también se habían atemorizado al ver aquel objeto luminoso en el cielo pero también se acostumbraron y no tardaron en salir de sus simas y acosar de nuevo a los humanos.
Acudieron una vez más los hombres a la Tierra.
-Amalur -le dijeron- te estamos muy agradecidos porque nos has regalado a la madre Luna pero aún necesitamos algo más poderoso puesto que los genios no dejan de perseguirnos.
 -De acuerdo, crearé un ser todavía más luminoso al que llamaréis Sol. El Sol será el día y la Luna, la noche.
Y la Tierra creó al Sol.
Era tan grande, luminoso y caliente que los hombres tuvieron que ir acostumbrándose poco a poco pero su gozo fue muy grande porque, gracias al calor y a la luz del Sol, crecieron las plantas de vivos colores y los árboles frutales. Y, lo que es aún más importante, los genios y las brujas no pudieron acostumbrarse a la gran claridad del día y desde entonces sólo pudieron salir de noche.
Otra vez fueron los hombres a ver a la Tierra.
-Amalur -le dijeron- te estamos muy agradecidos porque nos has regalado la madre Luna y la madre Sol pero necesitamos aún algo más porque aunque durante el día no tenemos problemas, al llegar la noche los genios salen de sus simas y nos acosan.
Nuevamente, la Tierra les dijo:
-Está bien. Voy a ayudaros una vez más. Crearé para vosotros una flor tan hermosa que, al verla, los seres de la noche creerán que es el propio Sol.
Y la Tierra creó la flor Eguzkilore (Flor del Sol) que hasta nuestros días defiende nuestras casas de los malos espíritus, brujos, lamias, genios de la enfermedad, la tempestad y el rayo.»
Así como Amalur regaló el Eguzkilore a nuestros antepasados, queremos compartirlo con vosotros para que desde ahora, proteja vuestro hogar, vuestra familia y vuestro país.


Niños de Chernobil, teléfono de acogida: 670 419 078

3 comentarios:

Una antigüa familia dijo...

Hola a todos,
Sigo desde hace semanas este blog y hoy he visto el artículo sobre Amalur, y me ha traído bonitos recuerdos.
Hace ya un par de años la niña (que ya no lo es) que había acogido durante varios años terminó sus programas con la Asociación Chernobil.
Ese día desde la asociación le regalaron un colgante con el mapa de Euskadi (para llevar cerca de su corazón) y un texto muy bonito sobre Amalur.
Hoy he recordado aquel que fue un emotivo momento para ella y para nosotros, la que había sido su familia durante varios veranos.

Gracias por ayudarme a recordar.



No estaría mal que adjuntarais el texto para que todos podamos disfrutar de él.

asociacion CHERNOBIL elkartea dijo...

Hola, antigua familia:
Esperamos que sigas viniendo por este blog, que sigas teniendo recuerdos tan buenos, y sigas aportando y enriqueciendo con tus ideas a este humilde blog, que gracias al esfuerzo de algunos voluntarios, sale adelante.
Si conoces a alguien que esté interesado en la Acogida, comunícaselo, por favor. Tu eres el mejor ejemplo, para alguien que quiera acoger a un niñ@.
Eskerrik asko!

asociacion CHERNOBIL elkartea dijo...

A Una antigua familia...:
Gracias por habernos llamado para darnos las gracias por publicar el texto sobre Amalur.
Somos nosotros los que tenemos que agradecerte a ti, pues fue un olvido nuestro y es que a veces, en el día a día, y ahora que ya hemos empezado con la Campaña de Acogida, solo miramos para adelante.
Gracias

Los comentarios tardarán un tiempo en aparecer.
Gracias por participar.